Florian Thauvin: El renacer del pequeño tiburón.

Así le llaman en el vestuario del Olympique de Marsella por esa imponente cresta que luce y unos dientes un poco largos, Florian Thauvin ha logrado por fin rendir al nivel que se le exigía a su llegada. Para encontrarse de nuevo con su juego Thauvin ha pasado por momentos duros con la camiseta azul y blanca. En los últimos partidos, el ex jugador de Bastia está siendo el mejor de los de Baup pese a que el club del sur de Francia no atraviesa su mejor momento. La victoria frente al Sochaux el domingo pasado ha dado aire al Velódromo y el joven fichaje fue clave de nuevo en esa victoria. En futbol desde Francia aprovechamos el parón de selecciones para analizar el arranque de temporada con altibajos de un Thauvin que podría formar parte del viaje Bleus a Brasil en 2014, aunque para ello se tienen que clasificar primero, y eso es otro tema.

Foto: Om.net.

Lo primero que salta a la vista con su llegada es el largo culebrón que ha vivido tanto el jugador como el país para su fichaje. El OM peleó duro con el Lille para hacerse con sus servicios después de que el jugador mismo hiciera público su deseo de marcharse al club Marseillais. El campeón del mundo sub 20 ni siquiera llevó la camiseta de los Dogues una sola vez, lo que causó un gran revuelo en el país y atrajo muchísimas críticas hacia su comportamiento durante el mercado de fichajes. Esa fue la primera (gran) piedra en su camino, el primer gran desafío para un chaval de tan sólo 20 años que llegaba a unos de los clubes más grandes del país. Durante más de un mes, sólo se habló de Florian Thauvin, de su comportamiento y de su fichaje. El chaval decidió hablar públicamente y explicar sus razones en el programa francés de Canal +, Canal Football Club para intentar calmar un poco el ambiente muy caldeado por diferente medios del país. Esa fue su primer gran paso hacia la redención.
Labrune quería a Thauvin a toda costa y no dudo en pagar el precio que pedía el LOSC, mientras desde el norte aseguran que el precio fue de 15 millones en el sur se habla de 13. A día de hoy nadie sabe con exactitud en el país el verdadero precio que pago el OM para hacerse con la joven perla, eso muestra la complejidad del caso. Habiendo pasado lo peor y logrado que se deje de hablar de su fichaje, Thauvin se encontró con otro problema: el de la presión de un gran club y la competencia en su puesto en un grupo en el que no era el único gran talento. Después del mundial sub 20 no llegaba tampoco en las mejores condiciones físicas y debía recuperar el tiempo perdido en la preparación, eso no lo ayudó mucho a la hora de mostrar su mejor cara de entrada. A ello le debió añadir el grave error de su técnico que decidió ponerlo de titular frente al Toulouse para su gran debut pese a estar muy lejos de un estado físico óptimo. Ese partido fue un auténtico calvario para Florian que no logró destacar en ningún momento y acabo totalmente quemado. Después de ese mal día volvería a ser titular frente a Bastia y Niza, partidos en los que tampoco fue la gran estrella pero que poco a poco lograba encontrarse con su juego.
Ese pequeño tiempo de adaptación era de esperar y la mala gestión de Baup en su entrada en el once no le ayudó mucho a superar ese bache. Pero Thauvin ya ha pasado lo peor y ahora sólo se centra en su fútbol y eso se va notando en el campo. La derrota en casa frente al Reims fue el partido referencia para el ex de Bastia que, pese a la derrota, vio (re)nacer un futuro crack sobre el césped del Vélodrome. Durante los 90 minutos Thauvin no dejó de encarar y de provocar siendo un puñal para la defensa Rémoise marcando incluso su primer gol con el OM en la Ligue 1, y ahí es donde se vio por fin su verdadero nivel. Desde entonces no para de seguir creciendo en el terreno de juego;,primero, frente al Nápoles con otra gran actuación y otro gol en el San Paolo y después de nuevo delante de su público en la primera victoria en 8 partidos de los marselleses. 3 goles en sus últimos 4 partidos con la elástica del Marsella. Un buen balance para un crío de 20 años en el que el histórico club marseillais ya ve al estandarte de un proyecto a medio-largo plazo que se basa en mezclar jóvenes talentos franceses con jugadores experimentados de Ligue 1. ¿Un poco joven para poner todo el peso de uno de los más grandes del país en su espalda no? De momento Florian confirma que el potencial que se vio en el existe y que por fin ha recuperado la explosividad que le caracteriza pero deberá asimilar el contexto particular que rodea al OM desde siempre para rendir al mejor nivel. Si todo sigue su curso el mundo entero disfrutará del talento de Thauvin muy pronto, empezando por verlo en el Mundial de Brasil pero como dije al principio, eso es otro tema…

Por: Nicolás Faure (@Nicomentarista, experto en fútbol francés).

Advertisements

One Response to Florian Thauvin: El renacer del pequeño tiburón.

  1. al poco rato says:

    Llevaba la camisa de fútbol es muy apropiado. Siempre apoyarlo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: